Saltar al contenido

Reflexiones desde el Movimiento Social de Discapacidad Colombia -MOSODIC- ante la represión violenta desatada por el gobierno de Iván Duque

Spread the love

SOCIALIZAR

Bogotá - Colombia / mayo 15 2021

Ante el profundo dolor y amargura que sentimos por la desaparición sistemática de nuestros hermanos jóvenes, indígenas, niños, campesinos, mujeres estamos firmes y en pie de lucha para preservar nuestros derechos como personas. ¡Defendemos y defenderemos siempre en voz alta nuestro derecho a decir NO MAS!, queremos un cambio ahora. Un cambio que, proteja nuestra Madre Tierra, que nos desvincule de la guerra.

Nosotros, nosotras, colombianas y colombianos pacíficos y pacíficas, con hartazgo de esta sociedad desigual, garantizada por la dueñidad de seres insaciables de máxima riqueza productores de máxima pobreza en el resto de la población colombiana. Ante esta situación inaceptable la rebelión ciudadana, ha servido como excusa de las castas poderosas quienes detentan las condiciones de opresión social, económica, cultural y política, para reprimir a Colombia por medio de asesinatos, desapariciones, mutilaciones, torturas, violaciones de mujeres y niñas.

En este sentido, nosotros como MOSODIC COLOMBIA, defensores de los derechos humanos fundamentales, nos encontramos conmocionados ante el atropello brutal de la fuerza oficial del Estado Colombiano contra ciudadanías que dignifican la condición humana, más cuando la víctima es una población pacifica, humilde en estado de indefensión mayoritariamente en todos los aspectos básicos de protección por parte del gobierno. De esta manera es importante reconocer la violencia estatal y la discriminación estructural, no solo como un comportamiento psicopático del gobierno, sino que, además, es reflexionar sobre las implicaciones sociales que conllevan dichos comportamientos sobre el tejido social, la diversidad y la salud mental de los pueblos.


Nos preocupa la reproducción de la discapacidad por la guerra directa por acción de mutilaciones a los jóvenes en las protestas. No solo nos duele y preocupa ese tipo de mutilación corporal, sino también la disminución ética en los valores sociales de las personas y la instauración de políticas ANTIHUMANAS que proclama la sociedad del “sálvense quien pueda”.

Colombia, no solo es violentada por fuerzas estatales internas, ya que siendo un país rico en recursos naturales, pero sin control sobre ellos por parte de auténticos organismos democráticos, lo hace vulnerable frente a la crisis de potencias tradicionalmente intervencionistas y de mercados dominantes. En este sentido, el país se considera como un botín de guerra para rescatar dichos mercados ahora en crisis. Nuestro país puesto en un tablero de ajedrez macabro y sangriento se convierte en “ficha” para hacer frente al hundimiento de economías foráneas, multinacionales de la agro-industria, aseguradoras de salud, industrias armamentistas entre las mas destacadas, todas ellas  buscando expandir a nuestro suelo sus modelos de economía del miedo y extracción de recursos minero-energéticos.

La violencia no es nuestro llamado, llamamos a la revuelta, somos la Colombia dispuesta a romper cadenas de dolor, de desespero y del temor. Vamos a vencer el miedo con la movilización de nuestros corazones y cerebros en las calles y en las redes. Desde MOSODIC dispuestos y dispuestas a hacer respetar la vida, la educación, la necesidad de “sentirpensar” en libertad .

“Recordamos y sentimos la perdida de jóvenes que protestaban en forma pacífica en ciudades gravemente afectadas como Cali- Capital de la resistencia, territorio que ha llevado hasta el momento lo más duro de guerra contra las y los jóvenes” sentimos igualmente el dolor de las madres a quienes las fuerzas del estado, en un estado alterado y delirante por la sangre, han arrebatado la vida de sus familiares.

 

MOSODIC COLOMBIA
https://mosodic.co
#SomosMasPorlaVida #Niunamenos

Canción "Vamos pa' la calle"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.